Factory VIPs

Mariano Barroso: «Eso de que lo importante es participar no es tan fácil de digerir»

Por  | 

Es Mariano Barroso alguien que ha tomado entre sus manos la cámara para rodar situaciones incorregibles de lo que se puede entender como la vida normal de las personas. Algo que nadie esperaba. Nacido en 1959 en San Just Desvern (Barcelona), Barroso estudió, además de dirección e interpretación teatral en el Teatro Español de Madrid y en el Laboratorio William Layton, cinematografía en Sundance y en el American Film Institute. Después vinieron México y Estados Unidos y los cortometrajes, pero fue con el largometraje Mi hermano del alma con el que se hizo con un Goya. Éxtasis, Hormigas en la boca, Los lobos de Washington y Lo mejor de Eva, película que volvió a situarlo en el centro de la atención de la crítica. Pero ahora, poco tiempo después, Mariano entrega Todas las mujeres, un filme con inicios de serie que ha terminado por convertirse en una obra de larga duración acerca del conflicto de Nacho (Eduard Fernández) con varias de las mujeres de su vida. 

“Todos pertenecemos a una manada, como los animales”, dice el personaje de Michelle Jenner (Ona) al inicio. Me ha recordado al concepto de “Lo mejor de Eva”, por eso de las relaciones afectivas con las mujeres.

No lo había pensado, la verdad, pero es curioso. Y sí, coincide con lo que dices. Pero eso es debido a que somos los mismos guionistas de las dos películas, así que es posible que tenga algo que ver. 

También es verdad que estuviste siete años aproximados sin haber estrenado nada hasta “Lo mejor de Eva”. De todas formas, tampoco estuviste parado, por lo que creo que “Todas las mujeres” y “Lo mejor de Eva” fue algo paralelo.

Claro. Cuando se dice que uno tarda seis o siete años en estrenar, no significa que haya estado parado sin hacer nada mirando al ordenador, sino que he tratado de desarrollar un montón de cosas, como hacer teatro o la serie, también, de “Todas las mujeres”. Además de haber tenido dos hijos. Ha ido todo en paralelo. 

Pero la serie sí que ha tenido más que ver con la película, evidentemente.

En un principio, hacer la serie de “Todas las mujeres” no era viable como película, así que lo hicimos como serie hasta que, por fin, pudimos hacerlo como película, que era lo que quería. 

De hecho, la serie es como una película alargada.

Digamos que la película es la esencia de la serie. Es como un trailer largo, de hora y media. El que quiera ver la serie entera podrá verla en el DVD porque añadiremos todas las escenas que hemos cortado para hacer la película. 

¿Era necesario para el desarrollo del personaje que la serie se convirtiera en película?

Como te he dicho, la serie era en origen una película, y casi por principios, casi como que las historias necesitan contarse de forma ininterrumpida para que los personajes puedan desarrollarse en todas sus distintas capas. Cosa que en el cine sí podemos ver con la hora y media sin pausas. 

¿Pero está rodada en las mismas localizaciones?

Más o menos. Si te fijas, todo sucede en la misma casa, aunque hay cosas que se rodaron en exteriores. 

Me di cuenta de que en la serie hay un capítulo que se centra en Marrakech, pero en la película solamente se hace una mención del viaje…

Sí, hay una referencia cuando se produce una de las primeras discusiones en la que el protagonista cuenta lo de su viaje a Marruecos, pero tampoco creas que en la serie sale Marruecos. Está todo contado en diálogos. 

Se habla de la proximidad de Badajoz y Portugal en la historia, pero no se termina de concretar un emplazamiento exacto. Nacho, el protagonista, es veterinario. Eso me hace suponer que vive en Extremadura, pero luego se ve que está también cerca de Madrid.

Bueno, se rodó donde vivo, en Torrelodones. Pero bueno, Nacho es un hombre que trabaja en el campo y todo transcurre en un ambiente rural. Lo que pasa es que, en ese sentido, es un poco teatral porque todo transcurre contado por diálogos sin mostrar lo que se habla en realidad. Es una manera de suplir la falta de presupuesto. Si hubiéramos tenido medios o un presupuesto más holgado, habríamos mostrado todo eso que comentas, seguramente. Pero fíjate, a veces esto funciona con más intensidad que al revés. El hecho de no mostrar genera más tensión. El personaje, debido a los diálogos, está obligado a vivirlo sin desplazarse. Es otro tipo de cine, pero igualmente válido. 

El papel de Nacho (interpretado por Eduard Fernández) comete actos que el espectador no se espera. Supongo que el factor sorpresa juega mucho en ese sentido también.

Sí. Él cada vez va a peor, aunque piensa que está yendo a mejor en realidad. Es algo que queríamos mostrar bien en la película y creo que al final se consigue. Está intentando acercarse a la solución y nosotros, como espectadores, vemos que cada vez se aleja más, yendo así hacia el abismo. Eso nos produce cierta hilaridad porque nos gusta ver sufrir a la gente, como espectadores. Disfrutamos con ese regodeo al ver lo mal que lo está haciendo mientras está convencido de que lo va haciendo bien. 

Diría que es morbo lo que hay…

También. Es la manera que tiene el espectador de defenderse y de justificar que, pensándolo, no le va tan mal la vida al ver cómo lo pasa el protagonista. 

¿Haber terminado con la vida de un personaje como Nacho habría supuesto una pérdida de intensidad en la película? Llegué a pensar que iba a suicidarse.

No, hombre. ¿Cómo iba a suicidarse? Es una persona que no se iba a dejar llevar por la derrota, así que no había motivos para que se suicidara. Lo mejor que tiene es que acaba encontrando recursos y salidas para todo. Me han fascinado desde siempre los personajes que siguen luchando a pesar de que su mente les diga que tienen todo perdido. Es como si quisieran seguir resolviéndolo todo. Nacho, el personaje, nunca se rinde. Se podrían hacer varias películas más con él. 

¿Te basaste en alguien? Ese personaje tiene muchos rasgos psicológicos. ¿Había algún equipo de psicólogos asesorándote?

No, no. El equipo éramos nosotros mismos y el propio Eduard Fernández, que es un actor increíble. Detrás hubo trabajos de ensayos y de lectura del guión, cosa a la que le dedicamos bastante tiempo. Fue el proceso habitual con él en el trabajo. Inevitablemente, hay referencias autobiográficas, pero más que de cosas concretas, de emociones, recuerdos, situaciones vividas y recuerdos que la gente no conoce. 

Aunque el punto de inflexión, creo, es cuando se da de bruces con la madre. Es la mujer de la historia que logra detenerlo algo más.

La madre lo conoce muy bien, desde luego, porque lo parió. Con ella no le funciona el chantaje y manipulación que Nacho utiliza a lo largo de toda la película. La madre lo acorrala, pero también consigue zafarse y salir adelante. Es capaz de vender a su madre, pero lo hace con gracia y hasta logra caer bien. 

Aunque después de llamar “puta” a su madre hay un corte que precede a una escena totalmente relajada en la que no violencia.

Correcto. Ahí hay un corte de seis minutos de la serie en donde se muestra ese extraño salto pero con una explicación y una cierta coherencia. Digamos que ellos están así debido a que se han acostumbrado a ese tipo de relación. Son madre e hijo, ¿no? 

Es una escena que queda abierta, como el final. Ahí el espectador tiene que imaginar lo que sucede en el corte.

Es justo lo que pretendíamos, totalmente. Si se consigue, sería una maravilla. Como ya te he dicho, hay partes que no se muestran y es ahí donde el espectador juega con lo que puede haber o no sucedido. 

Al fin y al cabo estamos hablando de una película con mucho éxito en el Festival de Cine de Málaga, aunque se presentó fuera de concurso.

El festival nos propuso ir fuera de concurso, pero a mí me pareció correcto porque era una manera de ir sin la atención de tener que competir. Que quieras que no, te impide disfrutar. Competir está bien si ganas, pero si no ganas parece que has perdido. Y bueno, Eso de que ‘lo importante es participar’, no es tan fácil de digerir. En cierto modo era un privilegio ir fuera de concurso porque te ahorras el riesgo de tener que competir con otros compañeros.

Madrileño y periodista, aunque no necesariamente en ese orden. Escribe para Esquire, Forbes, Gonzoo y Popular 1. Antes estuvo en Cambio16, Jot Down o Efe Eme, entre otros.

Tienes que registrarte para comentar Login