Factory VIPs

Penelope Houston: «La distribución digital no cambia demasiado las cosas para alguien como yo»

Por  | 

Conocida como la cantante de The Avengers, banda seminal del punk de la Costa Oeste, y con los que todavía toca de forma intermitente, Penelope Houston publicó el pasado año On Market Street, uno de esos álbumes intimistas, otoñales, que expiran esa melancolía que por primera vez describieron los hipocráticos. Desde que la antaño airada Penelope inició su carrera en solitario, su música ha mutado hacia una suave mezcla de música de raíces melódica. Según confiesa al otro lado del teléfono, ya apenas escucha punk, lo que le interesa en la actualidad son artistas como Neko Case, Leonard Cohen o Lucinda Williams. O incluso el silencio, que para ella es a veces lo mejor. 

He leído que ‘On Market Street’ es un disco político y social.

Bueno, la realidad es que aunque hay canciones políticas, la mayoría del disco trata de una ruptura sentimental, de mi divorcio tras diez años casada. Gana el lado personal. Sí que es verdad que la canción que lo da título es la más política, pero nada más. 

El cliché dice que las rupturas siempre son una musa para la música. ¿Encuentras en la música un lugar donde esconderte?

Me resulta más fácil escribir sobre las emociones negativas e intensas. Cuando las cosas van bien no piensas, oh, dios mío, voy a sentarme a escribir una canción. (Risas) No es algo que te inspire, simplemente vives. Pero en cambio, cuando tu corazón está roto, en seguida escribes canciones. 

¿Es tuya la pintura de la portada?

Sí. Es una pintura basada en una fotografía de mí, propiedad de Spin Magazine. (Risas) Como me gustaba la imagen, y podía ser difícil conseguir el permiso, decidí pintarla. De hecho, estudié en la universidad pintura. Me siento muy feliz con el resultado, el color rojo en la portada es muy fuerte, muy simbólico.  

¿Te resulta difícil vivir de la música?

Bueno, yo también compagino otro trabajo. Trabajo en una biblioteca en San Francisco, y eso es lo que me hace vivir sin el agua al cuello, como se dice. (Risas). Y hace posible que pueda esforzarme en grabar un disco como este último, porque ha sido grabado en un lugar muy caro, los estudios Fantasy del Bay Area de San Francisco. De todas maneras, me gusta mi trabajo, estar en contacto con la gente, e incluso encuentro en él inspiración. Al trabajar en pleno centro de San Francisco, conozco a mucha gente interesante que viene y sobre la que puedo escribir. 

¿Cómo ves el asunto digital, tanto en los libros como en la música? Han cambiado las cosas…

La verdad es que no tengo mucho que decir del estado en que se encuentra la literatura…las diferencias entre las personas que pagan por un ebook o no. Cuando compras un libro físico, mucho del dinero se va en la manufacturación, distribución…ese tipo de cosas.  Puedo opinar dentro de mis referencias, las personas que me compran copias digitales de mis discos, son más que las que compran el disco en una tienda. Me lo compran directamente a mí. La distribución digital no hace las cosas muy diferentes a alguien como yo. De hecho, tengo la impresión que puedes alcanzar ciertas cotas. Para muchas bandas, sin un sello detrás, no tienen más ventaja que esa. En Europa ha salido en Glitterhouse, que me parece un sello perfecto. Aquí lo he tenido que editar yo misma, un sello pequeño en América no va a vender más discos que los que pueda vender yo. Es un poco aburrido tener que venderlos una misma pero es la mejor solución que veo. Lo del Ebook es algo interesante, no sé mucho del tema, sólo que yo no estoy interesada en leer nada en un ordenador, prefiero ojear un libro, poder tenerlo en las manos. 

Diferentes terrenos.

Sí. Cuando llega el dinero al artista. En el ebook tienes sólo un distribuidor, pero puedo imaginar que no es tan diferente. No es como cuando en la música, tienes una canción, la persona lo compra por itunes, pero en streaming recibes poquísimo dinero. El Streaming no hará a nadie rico. 

Tus discos en solitario son más country. ¿Qué diferencias encuentras entre la Penélope punk de The Avengers y la actual?

Las diferencias no son muy grandes. Todavía sigo realizando giras con The Avengers, y en mayo vamos a reeditar el disco rosa. E incluso queremos volver a Europa, quizá tal vez España. Si hay algo distinto, básicamente es por una cuestión de madurez. En The Avengers las canciones fueron escritas por una persona muy joven, y ahora continuo siendo la misma persona de antes pero más compleja. Mis letras actuales no tienden a ser tan lineales, porque cuando tienes 18 años sólo ves el mundo en blanco o en negro, no hay nada más. Ahora lo veo en diferentes colores, con múltiples perspectivas”. 

¿Qué punk te gustaba más, el británico o el estadounidense?

Me gustan bandas de ambos lados del atlántico. No estaba muy interesada de dónde venía la gente, sino más bien en que los discos fueran reales, que los compositores fueran inteligentes y divertidos. 

Lo comento porque a nivel visual los Pistols copiaron a Richard Hell, otros prefieren a The Clash, Hay un montón de opiniones. Unas que empezaron políticas y luego fueron más lúdicas…

Sí, lo sé. (Risas) En mi opinión está todo más basado en la música que en mirar qué escena era más importante que otra, si la de Cleveland era mejor que la de Nueva York. Para mí es la banda, la música, las letras, si me tocan o no. Por ejemplo, The Clash eran geniales. Y me encantó que pusieran un acento político en su música. Es verdad que muchas bandas que empezaron siendo políticas, lo dejaron de lado. 

Quisiera terminar hablando de versiones. Cuando una canción es conocida en el planeta entero, resulta muy complicado realizar una versión ya no buena, sino decente. La relectura que hicisteis The Avengers de Paint In Black es buenísima.

Creo que eso fue en la época que no grabamos con Steve Jones. Las otras veces que fuimos a un estudio, era porque algún ingeniero o alguien así, nos dejaba ir a los estudios en los que trabajaban a media noche, cuando ya no había nadie y nosotros íbamos y grabábamos. Usábamos los estudios cuando nadie los usaba. Creo que la grabamos en una de esas sesiones, pero no recuerdo exactamente cuál, ni quién fue nos grabó. Creo que la canción fue idea del guitarrista o el batería, no mía.

De Nowhere, Oklahoma. Nadie sabe más de Freddie Mercury que él. Trabaja para Rockzone, This is Rock y Esquire.

Tienes que registrarte para comentar Login